Cinco formas de financiar un negocio sin pedir dinero

kickstarter-logo-large[1]

Aunque dependiendo del tipo de negocio los gastos pueden ser mayores o menores (iniciar un negocio online suele ser más económico), lo cierto es que emprender siempre requiere de ciertos costes (materiales, empleados, local, equipamientos, fabricación, transporte…). Sin embargo, muchos emprendedores no están dispuestos a pedir un crédito bancario debido a las estrictas regulaciones. Algunos, en cambio, tienen dificultades para llegar a ellos. Por eso, muchos empresarios se deciden a pedir dinero a familiares y amigos. Sin embargo, esta opción también es arriesgada.

Si quieres iniciar tu negocio sin necesidad de pedir dinero ni a los bancos ni a tus allegados, te recomendamos que no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación, ya que vamos a hablarte sobre otras cinco formas de financiar un negocio.

Ahorrar dinero

Una buena forma de emprender sin tener que pedir dinero a nadie es ahorrar durante el tiempo suficiente para poder financiar tu negocio. Eso sí, te recomendamos que antes de gastar el dinero pienses bien en si lo necesitas o no para vivir. Si te tomas un tiempo para ahorrar, también podrás realizar un plan empresarial mucho más detallado y definido antes de empezar tu negocio.

Subvenciones

Por supuesto, también puedes financiar tu negocio gracias a las subvenciones que ofrecen diferentes organismos públicos. De hecho, cada vez son más los que ponen a disposición de Pymes y autónomos subvenciones para propulsar proyectos. Si te interesa esta opción, te recomendamos echarle un vistazo a la web de ENISA, una sociedad mercantil dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad que desde 1982 participa activamente en la financiación de proyectos empresariales viables e innovadores. También puedes consultar la web del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Buscar un socio

Otra alternativa que facilita el financiamiento de pequeños negocios es la participación de socios. Lo normal es contar con un familiar o amigo, aunque a la hora de escoger un socio lo importante es que se trate de alguien en quien puedas confiar. Además de ayudarte con la financiación, un socio puede ser clave a la hora de promocionar la empresa, en la creación del producto, el tema administrativo… Eso sí, si quieres ser tú el único propietario, lo más adecuado es que tu inversor solo se dedique a financiar el proyecto.

Modelo de suscripción

También queremos hablarte del modelo de suscripción, es decir, el cliente se compromete a comprar un servicio o producto que se le irá entregando repetidamente a lo largo de un determinado periodo de tiempo. Como bien sabes, esta fórmula de financiación era muy utilizada en revistas y bienes culturales, pero en los últimos tiempos también se está aplicando en otros ámbitos.

Recaudar dinero a través del crowdfunding

Por último, queremos hablar de una forma de financiación que se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos. Nos estamos refiriendo a recaudar dinero a través del crowdfunding. Una de las grandes ventajas de este método es que no se debe devolver el dinero prestado por terceros, ya que éstos se convertirán en clientes. Hoy en día existen muchas plataformas de crowdfunding en la red.

Fuente: EAE

 

Anuncios

Kickstarter ha creado casi 30.000 puestos de trabajo desde el 2009

kickstarter-logo-large[1].jpg

Nada menos que siete años, ese el tiempo que ha pasado desde que se lanzara allá por el 2009 una web que iba a revolucionar y potenciar como nadie el crowdfunding. Hablamos obviamente de Kickstarter, y nada mejor para valorar su importancia que el estudio que se ha llevado a cabo recientemente la Universidad de Pensilvania. Según el mismo, desde su nacimiento la plataforma ha logrado la creación de cerca de 30.000 puestos de trabajo a tiempo completo.

Como decíamos, se establecía hace ya siete años como plataforma web de micromecenazgo para una gran diversidad de proyectos creativos. Una puerta que abría la posibilidad de que una buena idea sin financiación previa pudiera ver la luz a través de la captación de recursos monetarios del público en general, evitando así las vías tradicionales de inversión.

Ahora y pasado el tiempo, el estudio realizado desde la Universidad de Pensilvania muestra hasta qué punto ha cambiado la vida de muchas personas. En total y según muestra el estudio, Kickstarter ha creado hasta 283.000 puestos de trabajo temporales o a tiempo parcial, 29.600 puestos de trabajo a tiempo completo y 8.800 empresas nuevas, incluidas organizaciones sin ánimo de lucro.

Esto significa alrededor 5.300 millones de dólares generados por los creadores y cada una de las comunidades, o que por cada 1.000 proyectos iniciados en Kickstarter fueron contratados una media de 82 empleados a tiempo completo.

El estudio también señala que uno de los grandes logros conseguidos por los sitios decrowdfunding como Kickstarter ha sido frenar el modelo de “trabajar para darse a conocer”, en muchos casos un trabajo que nunca se veía compensado. Pebble, Oculus o la impresionante cifra alcanzada para el desarrollo del esperado Shenmue III son algunos ejemplos de los éxitos conseguidos en estos últimos años. Que así siga durante muchos más.

Fuente: EOL