Ventajas e inconvenientes de crear una empresa familiar

eBay

Tal y como se afirma en el artículo “Las 10 ventajas competitivas de las Pymes familiares” de Forbes México, las empresas familiares son un importante motor de las economías a escala mundial. De hecho, es la estructura empresarial más numerosa en todo el planeta. Según afirma la revista, un 90% de las empresas del mundo están bajo el control de una familia. Lógicamente, el éxito de este tipo de empresas se debe a que ofrecen numerosas ventajas, si bien es cierto que también esconden algunos inconvenientes.

Si tienes pensado  emprender un negocio familiar, será mejor que estés muy atento a lo que te contamos a continuación, ya que hoy vamos a hablarte de todos los beneficios y desventajas que tienen este tipo de empresas.

Ventajas

En el artículo de Forbes que te comentábamos antes, se explican las principales ventajas de las empresas familiares y nosotros queremos quedarnos con las más importantes. Así, destacan el hecho de que, al ser pequeñas, éstas pueden centrarse en un segmento de clientes más selecto y ofrecerles un trato personalizado. También hablan sobre su facilidad a la hora de ofrecer un marketing directo, atractivo y más económico. Por otro lado, es importante tener en cuenta la vinculación a la empresa que se genera en este tipo de negocios, ya que los miembros se esfuerzan tanto por el éxito económico como por el social y familiar.

Desde la revista también hablan sobre la rapidez en la toma de decisiones, ya que se elimina la burocracia; además de destacar la versatilidad de este tipo de empresas para reconvertir su especialidad dependiendo de las necesidades del cliente, de la temporada o del día a día. También es importante tener en cuenta la estabilidad en la dirección, que permite establecer una estrategia coherente basada en los valores y la visión del fundador. De hecho, en una empresa familiar es mucho más fácil aplicar la dirección por valores. Por supuesto, hay que destacar que la política de dividendos favorece al ahorro en los costes de capital al poder autofinanciarse.

Inconvenientes

Lógicamente, las empresas familiares también tienen algunas desventajas. Una de las principales es que no suele haber diversidad de pensamiento y, de hecho, la única verdad que suele existir es la del propietario. Por otro lado, es importante tener en cuenta que en muchos casos los integrantes de la familia son incompetentes y se desaprovecha el talento existente en el mercado laboral. En este sentido, también hay que destacar la falta de sucesores cualificados y competentes.

Uno de los principales inconvenientes de este tipo de empresas es que los conflictos familiares pueden acabar influyendo en el negocio y viceversa. Además, en muchos casos se observa poca tendencia a los cambios, lo que puede dificultar la introducción de nuevas tecnologías, la planificación de la sucesión, los sistemas organizativos… Por supuesto, en las empresas familiares también hay dificultades a la hora de atraer y mantener a directivos competentes y externos al negocio.

Fuente: EAE

7 tendencias en ecommerce para 2017 que deberías conocer

70381525_thumbnail[1]

Gracias al desarrollo tecnológico, el comercio electrónico se encuentra en plena efervescencia, creciendo a un ritmo imparable en todo el mundo y parece que este fenómeno no ha hecho nada más que empezar. Si tienes un negocio online, no puedes permitirte el lujo de mirar para otro. De hecho, tienes que estar muy atento y prepararte para las tendencias en ecommerce para 2017, todo apunta a que en muy poco tiempo viviremos cambios realmente interesantes.

Somos conscientes de que, al ser un sector tan cambiante la planificación es casi imposible pero, si quieres ir unos pasos por delante, a continuación te mostramos algunas de las principales tendencias que no puedes pasar por alto. ¡Allá vamos!

7 tendencias en ecommerce para 2017

1. Realidad virtual y realidad aumentada.

La realidad virtual y aumentada irrumpen en el comercio electrónico para llevar la experiencia de compra a otro nivel. El principal objetivo de la realidad virtual es la simplificación del proceso de compra, ofreciendo la experiencia de una tienda física, pero desde donde tú quieras a través de un casco o gafas de realidad que nos permitan navegar a través de una página web.

La realidad aumentada también es una estrategia que pretende revolucionar el proceso de compra de un usuario, pero, esta vez, a través de la realidad en 3D. Por ejemplo, podremos probar un coche antes de alquilarlo o cómo será el hotel que queremos reservar. A priori parece bastante útil, ¿verdad?

2. El mcommerce, ¡sí, sí, con “m”!

Países como China se están convirtiendo en auténticos referentes del mcommerce, donde el móvil se está convirtiendo en el principal protagonista de las ventas a través de Internet. Según el estudio Total Retail de la consultora PwC, en el año 2016 el 65% de la población china que realizan compras online a través de su dispositivo móvil, admitían que ya lo hacían al menos una vez al mes.

Debido a la fuerte tendencia de compra a través de estos dispositivos, son muchas las empresas que están centrando todos sus esfuerzos en optimizar al máximo su servicio para dispositivos móviles, con el propósito de ofrecer a sus clientes un servicio integral y mejorar su experiencia de usuario.

En comparación con el año 2015, la consultora PwC advierte también del gran aumento de las transacciones de pago a través de los teléfonos móviles. En tan solo un año, a nivel global, los consumidores que realizan pagos a través de su smartphone crecieron de un 8% a un 20%. En China el aumento es mucho más significativo, pasando del 18% al 43% de los usuarios.

3. Compras multicanal o showrooming y multidispositivos.

¿Te suena de algo el concepto showrooming? Seguramente este término no te resulte muy familiar, pero es muy probable que tú lo has hecho más de una vez: miras y pruebas el producto en una tienda física y terminas el proceso realizando la compra online, incluso a través de la página web de la competencia.

Cada vez este hábito es más común en los consumidores, por lo que muchas empresas ya están implementando verdaderas estrategias multicanal en sus negocios. Su principal objetivo: poder llegar a más clientes, ofrecerles diferentes puntos de venta e información más completa durante todo el proceso de compra. Esta forma de combinar varios formatos incluye la integración de tiendas físicas, online, redes sociales y diferentes dispositivos móviles.

Además de terminar el proceso de compra a través de una tienda online, los consumidores no lo hacen únicamente a través de un solo dispositivo. Por ello, si tienes un negocio online es importante conocer la importancia de cada dispositivo en la decisión final de compra y optimizar los procesos en cada uno de ellos.

4. Si es para hoy, mucho mejor.

Lo de esperar más de una semana para recibir un pedido se está convirtiendo en cosa del pasado, y la carrera por realizar una entrega en el menor tiempo posible no puede estar más reñida.

Amazon ha sido una de las empresas revolucionarias en implantar un sistema de entrega express en una hora Prime Now en Reino Unido y, cada vez, son más las que responden a esta estrategia de entregas inmediatas a través de sistemas como Click&Collect. Mediante esta opción, el usuario realiza la compra desde cualquier dispositivo y lo recoge en menos de 2 horas en la tienda física, ofreciendo también facilidades a la hora de realizar cambios o devoluciones.

fast-delivery

5. Muy importante: la seguridad de tus clientes

Según el Estudio sobre Comercio Electrónico B2C, el 69,6% de los compradores online afirman que la seguridad en el uso de datos personales a través de la red es un aspecto mejorable en las tiendas online. Actualmente, muchos consumidores son reacios a facilitar información personal o de pago a través de sitios web sin un certificado de seguridad SSL que garantiza la seguridad de sus datos o verifique el sitio web por el que están navegando.

Por esta razón, te recomendamos que instales un certificado SSL en tu sitio web. Es fácilmente reconocible por los usuarios y te aportará un plus de credibilidad a tu negocio. Las conexiones son seguras y las conversiones de tu sitio aumentarán como la espuma. Por cierto, si tu sitio web es un ecommerce, ¡ni te lo pienses, es imprescindible!

6. El futuro: los beacons.

Los beacons son unos pequeños transmisores que se instalan principalmente en locales comerciales que emiten señales, registran datos y se conectan con otros terminales mediante Bluetooth Low Energy (BLE).

Esta tecnología puede utilizarse para enviar notificaciones a consumidores que se encuentran próximos a un establecimiento, mensajes personalizados, ofertas o promociones. Eso sí, para que funcione, el usuario ha de tener descargado en su dispositivo móvil la app BACON y conectado el bluetooth.

Posiblemente sea una herramienta que revolucione el comercio móvil, sobre todo para el sector retail o comercio físico. Los establecimiento sabrán exactamente dónde se encuentran sus clientes y podrán comunicarse de manera mucho más personalizada con ellos, traduciéndose en una mayor fidelización y aumento de las ventas.

7. Geomarketing

Otra de las tendencias en ecommerce que pegarán fuertes en el año 2017 es el marketing geolocalizado o geomarketing. Esta herramienta permitirá a cualquier negocio conocer y utilizar datos geográficos y sociales de clientes o potenciales clientes, competencia o puntos de venta sobre un mapa digital.

El principal objetivo de esta técnica es disponer de la mayor información posible para conocer el mercado: quiénes son nuestros clientes, cuáles sus necesidades y por qué nos prefieren a nosotros o a la competencia. Teniendo así un amplio conocimiento del sector, podemos optimizar nuestra inversión en acciones de marketing, identificar oportunidades de expansión, ofrecer un servicio mucho más personalizado y una comunicación más estrecha con los clientes, mejorando la experiencia de usuario y fidelización.

Fuente: HostEurope

La otra cara del comercio online: pérdidas, cierres y poca rentabilidad para las pymes

  • Muchas empresas no son capaces de sobrevivir en Internet debido a los altos costes de ofrecer entrega y devolución gratuitas
  • “Los grandes te marcan la tendencia y la gente se acostumbran a un tipo de políticas que luego no quieren cambiar, y aunque las devoluciones penalizan mucho al comercio electrónico, es un servicio gratuito que tienes que dar al cliente para que te compre, aunque no salga rentable”
  • Los expertos recomiendan a las pymes no lanzar su propia web sin antes haber probado a vender a través de un marketplace

sobrevivir-e-commerce-gigantes-amazon_ediima20160321_0134_24

¿La clave del éxito de la empresa del siglo XXI? La innovación, el comercio online e Internet. Según una encuesta sobre los hábitos de consumo en e-commerce realizada por Cuponation.es, el 61% de los españoles afirma haber realizado compras online al menos una vez al mes, mientras que el 26% compra por Internet al menos una vez a la semana.

Mientras las grandes empresas se pelean por conseguir el máximo beneficio en la era de la venta online, las pymes lo hacen por sobrevivir. Además de competir con la entrega exprés de los grandes, mantener la cercanía con el cliente y adaptar su catálogo, uno de sus mayores desafíos es ajustar sus precios de envío y devolución con los del sector. Aunque cada empresa tiene su propia política de envío, la actitud del consumidor con respecto al sector es cada vez más exigente, y busca en su compra online la opción más ventajosa de envío y devolución, sin tener en cuenta el coste que supone para la empresa.

“Las expectativas de los consumidores se han puesto por las nubes…y cuando discuto con ellos nuestra nueva estrategia para reducir las pérdidas y dejar de ofrecer devoluciones gratuitas, su cara lo dice todo, ya que no comprarían en una web que no proporciona ese servicio gratuito”, cuentan los Fletchers, un matrimonio que tiene dos tiendas de zapatos artesanales en Londres y abandonaron su site online por las pérdidas que originaban las devoluciones, según  declaraciones a The Guardian.

“Los grandes te marcan la tendencia y la gente se acostumbran a un tipo de políticas que luego no quieren cambiar, y aunque las devoluciones penalizan mucho al comercio electrónico, es un servicio gratuito que tienes que ofrecer para que el cliente te compre, aunque no salga rentable”, comenta Javier Galán, socio del grupo b2b, responsable de las webs de venta  materialescolar.es (para particulares) y 20milproductos.com (para empresas), que ofrecen entrega y devoluciones gratuitas. Aun así, cuentan con un mínimo de compra para particulares: “En la venta a particulares, como el manipulado es muy costoso, no servimos pedidos de menos de 29 euros”, comenta Galán.

Aunque reciben un bajo porcentaje de devoluciones (en torno al 3%), Galán reconoce el alto costo y baja rentabilidad de estas: “Una devolución cuesta el doble en transporte que una entrega, y aunque legalmente se pueden cobrar, nosotros las asumimos como costes de marketing”.

Empresas como Cyber Candy no han conseguido sobrevivir en Internet, y aunque esta tienda de dulces de todo el mundo surgió como online, ha tenido que cambiar los ordenadores y embalajes por cajas registradoras y bolsas de compra, al trasladarse a la tienda física. “Es curioso que empezáramos como una empresa de Internet y ahora no tengamos presencia en la web en absoluto”, comenta su creadora, Margaret Morrison a The Guardian, a la vez que admite que una de las causas de su cierre se debe a la alta demanda de entrega gratuita.

Empresas españolas como Blanco, que ha sido noticia estas semanas por su inminente liquidación, no barajaban la entrega online gratuita, salvo que se superarase el importe de 50 euros, o 30 en algunas ocasiones especiales. “ Recibíamos, aproximadamente un 30% de devoluciones”, comenta un representante de la firma que prefiere no revelar su identidad. Aunque en este caso la devolución era asumida por parte del cliente, “la rentabilidad es relativa, y depende tanto del volumen total de compras como del ticket medio o el lugar de envío -Canarias, por ejemplo, no es nada rentable-“, dice.

Aunque por distintas circunstancias, Sony también hizo un amago de pasarse al comercio electrónico, luego retrocedió, y ahora solo vende a través de distintos centros de distribución, como El Corte Inglés o Amazon. “Abrimos la tienda online para ofrecer un servicio de personalización de ordenadores, que no podíamos ofrecer en tienda física, y la cerramos cuando se acabó ese servicio”, comenta Jorge Gallego, director de comunicación de Sony. La global tecnológica decidió centrar sus esfuerzos en distribuir a toda la Península y, tal como afirma Gallego, “No queríamos hacerle competencia a la distribución”.

La clave para subsistir

“En el entorno en el que nos movemos ahora, con la importancia del comercio electrónico y la competencia global, las nuevas empresas necesitan ofrecer un servicio y producto diferenciado para poder competir”, afirma José Luis Zimmermann, director general de ADIGITAL (Asociación Española de Economía Digital). Y explica que para empresas con poco margen y mucho impacto, la entrega y devolución gratuita pueden ser rentables aunque de primeras “no salgan las cuentas”, mientras que para las empresas con márgenes pequeños y poco impacto, no. “Si vendes un mismo producto que otra gran empresa y no ofreces entrega gratuita, una mayor confianza o calidad de servicio, es muy difícil triunfar”, comenta el experto con respecto a la necesidad de la especialización. Esto mismo es corroborado por Galán, que insta la necesidad de adaptarse a las políticas de las grandes y enfatiza la importancia de reducir las devoluciones: “Lo importante es trabajar mucho en que la gente no devuelva, que reciban exactamente lo que piden y en buenas condiciones. Para ello, el catálogo online debe estar muy bien explicado para que el usuario compre lo que realmente busca, y el proceso del embalaje y el transporte sean perfectos”.

Las grandes empresas cuentan, dependiendo de cada sector, con un importante volumen de envíos y devoluciones a los que tienen que hacer frente total o parcialmente. Según Zimmermann, esto es posible y rentable gracias a la economía de escala, pues “No es lo mismo hacer 10 pedidos o 10 devoluciones que un millón, en cuando al coste individual por cada uno”.

Y entonces, ¿qué hace una empresa que está empezando? “Vender su producto a través de un marketplace, como Amazon o ebay, que aunque pierda algo de margen de beneficio al principio, consigue darlse a conocer y tener un espacio de venta. Más adelante, la empresa puede probar a abrir su propia web y vender desde ahí, poco a poco”, comenta.

Fuente: ElDiario.es

Qué tiene que tener, como mínimo, un plan de empresa

el-plan-de-empresa-de-una-empresa

  • Es necesario contemplar su viabilidad, sus armas para competir, sus elementos diferenciadores con lo que ya existe en el mercado.
  • Pero también su capacidad para ser atractivo a inversores y consumidores.

A la hora de analizar si un proyecto puede hacerse realidad, es necesario contemplar tanto el escenario en el que se desarrollará como su naturaleza, sus características, su viabilidad, sus armas para competir, sus elementos diferenciadores con lo que ya existe en el mercado y, en demasiadas ocasiones, su capacidad para ser atractivo a inversores y consumidores. En su nacimiento y constitución una buena presentación es un elemento necesario. Se trata de que la idea empresarial sea “vendible” a los inversores y las organizaciones que tienen que aportar el capital a infraestructura, y de que así se consiga la colaboración necesaria para que el proyecto vea la luz.

Así, es tan necesario investigar en profundidad la viabilidad de la iniciativa empresarial como tener un documento –que muestre su ADN, sus características, su capacidad de desarrollo, su coste y su potencial– capaz de atraer a los potenciales compañeros de viaje. Este documento es un buen plan de empresa. Existen muchos tipos, ya que su estructura y formato debe adaptarse tanto a las características del negocio como al tipo de inversores que se quiere captar.
En líneas generales, debe contar con varios elementos multimedia y no limitarse a un texto. Además del texto, los gráficos, las fotografías, los análisis numéricos, los esquemas explicativos, e incluso los vídeo, pueden ser herramientas muy útiles para hacer que un proyecto llame la atención en una presentación. En ella deben quedar claros las líneas básicas del negocio y la viabilidad del mismo.

Los puntos básicos de un plan de empresa Aunque no existe una norma fija, un plan de empresa debe contener una serie de aspectos de obligado desarrollo que atañen a diferentes dimensiones del proyecto y la empresa futura. Su desarrollo y el carácter exhaustivo en su proceso de elaboración incidirá en la mejor consecución de los objetivos señalados antes y la utilidad del mismo.

Presentación de la idea y la empresa

Este punto consiste en la explicación de la idea de negocio y de la empresa donde se expone el producto/servicio y sus ventajas competitivas. Se debe explicar en qué consiste el producto, la necesidad que satisface, cómo se va a vender, quién es el público objetivo y donde se ubica. Respecto a la empresa, hay que señalar el nombre elegido, la ubicación, y aspectos  relativos a la producción del bien o servicio, y cuales son los objetivos y la estrategia a seguir a corto, medio y largo plazo.

Descripción de los promotores

Implica la inclusión del currículo de los socios, donde se señale de manera destaca las actitudes relativas a la idea empresarial que se quiere desarrollar. Es importante también ofrecer información acerca de las motivaciones que conducen a la voluntad de realizar la empresa y un perfil personal de cada uno de los promotores.

Un análisis DAFO

Es un análisis típico que implica la observación de los puntos fuertes y puntos débiles de la empresa y del producto/servicio (Debilidades y Fortalezas) cruzadas con los aspectos relativos al mercado y el entorno (Oportunidades y Amenazas), en los que hay que contemplar el comportamiento de consumidores y potenciales clientes, conocer a la competencia y que ofrece, conocer a los proveedores, los condicionantes legales, etc. Este análisis debe ser lo más exhaustivo posible, e incluir una estrategia para trabajar y fortalecer esas Debilidades, y sortear o convertir esas Amenazas en una oportunidad.

La estrategia de la empresa y los objetivos

Del análisis anterior surge la estrategia y los objetivos a conseguir.

La forma jurídica y la justificación de dicha elección

Para adoptar una forma jurídica u otra es necesario contemplar diversos aspectos que condicionarán la elección, además de que constituye un factor que determina la organización de la empresa en lo relativo a los repartos de funciones de los socios fundadores, sus participaciones, la redacción de los estatutos, en la que se determina el funcionamiento de la empresa.

Un análisis de mercado

Del sector en el que se desarrollará la actividad y sus características en un ámbito geográfico determinado. Implica la obtención de información acerca del público potencial al que se dirige el bien o servicio, y la competencia y sus productos.

La organización interna: producción y recursos humanos

Una descripción clara de los activos necesarios para producir un bien o servicio (proveedores, precios, transporte, recursos humanos necesarios y sus funciones y características).

El plan de comercialización, marketing empresarial y marketing comunicacional

Incluye la estrategia comercial  y el modelo de las cuatro p’s: producto, precio, promoción y punto de comercialización.

Análisis económico y financiero que demuestre la viabilidad de la empresa

El análisis económico y financiero debe ofrecer un balance realista, en el que se contemplen unos ingresos factibles. La presentación de este balance, y bajo esas premisas, permiten controlar qué objetivos de ventas son necesarias en función de los gastos.

Financiación

Si se necesita financiación, porque no se dispone de capital propio, se ha de especificar cuáles son las condiciones del mercado y de dónde procederá ese capital, o como se abordará el retorno del mismo.

Agenda de los pasos a seguir

El Plan de Empresa debe contemplar todos aquellos trámites referidos tanto a la constitución de la sociedad como a los de puesta en marcha con su correspondiente calendario de actuaciones.

Fuente: 20minutos

La CE propone simplificar el IVA del comercio electrónico

70381525_thumbnail[1]

El Ejecutivo europeo lantea que ves que las empresas que venden online puedan tramitar todas sus obligaciones a través de un mismo portal y en su idioma

La Comisión Europea (CE) ha propuesto este jueves varias medidas para simplificar las normas de IVA para fomentar el comercio electrónico.

La Comisión planteó este jueves que las empresas que venden productos a través de Internet puedan tramitar todas sus obligaciones relacionadas con el IVA a través de un mismo portal y en su idioma, dependiente de la autoridad administrativa fiscal de su país.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, indicó que desde 2021 todas las administraciones nacionales deberán contar con ese portal único digital para darles tiempo a adaptarse. En cambio, precisó que todas las novedades “que no requieran soluciones informáticas” deberán están en vigor ya desde el 1 de enero de 2018.

La Comisión también propuso que las empresas emergentes y las microempresas que venden en línea, puedan gestionar a nivel nacional el IVA sobre sus ventas transfronterizas por un importe inferior a 10.000 euros, y que las pymes puedan beneficiarse de procedimientos más sencillos para las ventas en otros Estados miembros de hasta 100.000 euros.

Otra medida pretende luchar contra el fraude del IVA desde fuera de la UE, que puede distorsionar el mercado y crear una competencia desleal. Para ello, la CE pide suprimir la actual exención del IVA de la que disfrutan los pequeños envíos importados en la UE de un importe inferior a 22 euros. Según Bruselas, este sistema permite el “fraude masivo y el abuso”, ya que deja a las empresas en “clara desventaja” frente a las competidoras de terceros países al aplicárseles a ellas el IVA “desde el primer céntimo de euro vendido”.

Además, la CE subrayó que los productos importados de valor elevado, como los teléfonos inteligentes o las tabletas, están “muy infravalorados o descritos incorrectamente en los documentos de importación” para poder beneficiarse de esta exención del IVA.

Fuente: 20 Minutos

Cómo es una empresa digital

como_es_una_empresa_digital[1].png

Cómo es una empresa digital

En un mundo tan digitalizado como el actual, no es de extrañar que cada vez haya más empresas digitales que se diferencian de las tradicionales en muchos aspectos. Eso sí, el factor más característico de los negocios digitales es que utilizan un sistema operativo digital que, para los menos entendidos en tecnología, es lo que hace funcionar un software en un hardware. Tal y como indica el artículo “La empresa digital tiene sistema operativo digital” de Titonet, “el hardware es la estructura”, mientras que el software es la cultura de la empresa”.

Diferenciar entre empresa digital y tradicional

Es importante diferenciar una empresa digital de una tradicional. Así, tal y como se explica en el artículo “Diferencias entre empresas digitales y tradicionales” de Emprende#OI, la primera no podría operar sin la existencia de Internet. Con esto queremos decir que, aunque muchos negocios actuales se apoyen en la red, también podrían funcionar sin conexión, mientras que otros muchos no. Algunos ejemplos de empresas digitales son Google, Facebook o Spotify.

La misión de las empresas digitales

Más allá de lo que te acabamos de comentar, son muchas las peculiaridades de las empresas digitales. Así, podemos decir que la misión de estos negocios es mejorar un sector determinado a través de productos y/o servicios que se proporcionan de forma eficiente gracias a la tecnología y a la colaboración.

La importancia de los datos

Por otro lado, es importante tener en cuenta que este tipo de empresas están centradas en los clientes, con los que pueden interactuar. En este sentido, es importante señalar que la experiencia relacional de un cliente con la compañía sirve a ésta última para capturar datos de su público objetivo a lo largo de todo el proceso de compra, datos que luego se analizan y sirven para mejorar ese proceso. Por eso, los productos de las empresas digitales suelen mutar y evolucionar, ya que están constantemente sometidos a las demandas de los clientes y se adaptan a lo que éstos piden.

Modelo de trabajo

Las empresas digitales también tienen una forma de trabajar diferente a la tradicional. Así, se caracterizan por trabajar en grupos pequeños y en ciclos rápidos. De esta manera, pueden ir corrigiendo dependiendo de los resultados, lo que supone que sus acciones sean mucho más rápidas. En cuanto a la organización, se caracterizan por la creación de equipos iguales, o lo que es lo mismo, células de trabajo independientes que se enlazan como una red. Gracias a este tipo de estructura, evitan la burocracia y son más ágiles. Además, se basan en la interacción y la colaboración entre los diferentes colaboradores. Por otra parte, hay que tener en cuenta que, aunque el conocimiento y la experiencia siguen siendo importantes, lo que más se busca en el equipo es la innovación.

Transparencia

Otro punto a destacar de las empresas digitales es que uno de sus principios es la transparencia, explicando su funcionamiento y los resultados. Manteniendo una transparencia total en sus comunicaciones incrementan la confianza en su comunidad.

Fuente: EAE

Método Kanban: Cómo mejorar la productividad de la empresa

12-_como_mejorar_la_productividad_de_la_empresa_dividiendo_las_tareas_con_el_metodo_kanban_empresa

Cómo mejorar la productividad de la empresa dividiendo las tareas con el método Kanban

Lamentablemente, las semanas solo tienen 7 días, y estos solo cuentan con 24 horas, tiempo que resulta insuficiente para muchos trabajadores, en especial para los autónomos y los emprendedores, que requieren de muchas horas para completar todas las tareas que demanda su negocio. Eso sí, como ya te hemos comentado en anteriores ocasiones, realizar de forma eficaz todas las labores y, así, lograr metas y objetivos, no solo tiene que ver con el tiempo. Como habrás podido imaginar, nos estamos refiriendo a la productividad que, según el artículo “La productividad para pymes y autónomos” de infoautónomos, “se basa en la relación producto-insumo (trabajo y/o capital) en un período específico, con el adecuado control de la calidad”. Así, en la empresa, la productividad exige una buena gestión de los recursos para lograr que todas las labores sean eficientes y se realicen en el menor tiempo posible.

Para ayudarte a mejorar la productividad en tu empresa, hoy vamos a hablarte del método Kanban. ¿Nos acompañas?

Orígenes del método Kanban

Como bien sabes, los japoneses nos llevan muchos años de ventaja en lo que a productividad se refiere. De hecho, en el entorno empresarial son capaces de alcanzar altos niveles de eficiencia, en gran parte gracias a las diversas técnicas de productividad y a los conceptos de calidad que el país introdujo décadas atrás. Mención aparte merece el método Kanban, una palabra japonesa que se puede traducir al español como “tablero visual” o “sistema de tarjetas”. Este sistema fue implantado por primera vez por el fabricante de automóviles Toyota, que pretendía mejorar la organización de su producción de vehículos. Fue David J. Anderson quien ideó el método y le puso nombre, adaptando la filosofía original al desarrollo de software.

En qué consiste el método Kanban

El método Kanban tiene como objetivo dividir el proceso de la producción en fases bien delimitadas, no pudiendo pasar a la siguiente hasta no tener completada la anterior.  De esta manera, evitamos tener muchas tareas a realizar al mismo tiempo, lo que nos hace perder el foco y ponernos de mal humor. En realidad, esta técnica se basa en los siguientes principios: anteponer la calidad a la cantidad; priorizar la productividad y la eficacia, mejorar continuamente; y la capacidad de adaptación y la flexibilidad.

Cómo llevar a cabo el método Kanban

Una de las grandes ventajas de esta técnica es que requiere poca inversión, ya que solo necesitarás un panel, un rotulador y post-it. Para llevarlo a cabo deberás dividir el panel en diferentes apartados. Existen varias versiones, aunque hay tres columnas que no deberán faltar: las tareas por hacer, las tareas en proceso, y las tareas realizadas. En la primera de las columnas se deben enganchar post-it con las tareas por hacer, aunque una vez se hayan decidido las tareas que se van a realizar, deben moverse a la segunda columna. Eso sí, es recomendable incluir como mucho cinco tareas. Por supuesto, cuando se acabe una labor, el post-it debe colocarse en la última columna.

Si decides emplear este método, te recomendamos utilizar post-it de diferentes colores para diferenciar la importancia de las tareas. Por otra parte, debes saber que en estas tarjetas hay que incluir información como los responsables de las tareas o la duración estimada.

 

Fuente: eaeprogramas.es