Amazon purgará los productos falsificados para ganarse la confianza de las marcas

5a17e4_amazon-00_news[1]

Espoleada por las continuas acusaciones de no hacer lo suficiente para purgar los productos falsificados de sus estanterías virtuales, Amazon lanzará próximamente una ofensiva con el fin de purgar este tipo de artículos y ganarse la confianza de marcas molestas con sus actuales políticas o directamente reacias a vender sus productos a través de la compañía debido a la prevalencia de las falsificaciones.

La noticia ha sido confirmada por el gigante de las ventas online a la agencia de noticias Reuters, que arroja algo de luz sobre esta nueva iniciativa. Concretamente, Amazon permitirá a partir del mes que viene que cualquier marca registre su logo y propiedad intelectual para facilitar la retirada de las copias cuando estas sean señaladas por compañías afectadas o los compradores. Este programa se suma a otros como la iniciativa de transparencia de Amazon, que ofrece a las marcas asociadas la posibilidad de etiquetar sus paquetes con un código para que los consumidores puedan comprobar su autenticidad.

La desconfianza de algunas marcas hacia Amazon solo ha ido en aumento durante los últimos meses, hasta el punto de que varias de ellas han tomado medidas para prohibir la venta de sus productos por parte de vendedores ajenos ante la dificultad de distinguir los auténticos de las falsificaciones. Según señala Reuters, Amazon pretende asegurar a estas compañías que es un aliado y no una amenaza.

El registro de marcas de Amazon será ofrecido de forma gratuita y estará disponible inicialmente en Estados Unidos. Por el momento se desconoce cuándo llegará a otros países.

Aunque dista mucho de asemejarse al caso de AliExpress, donde en ocasiones lo difícil es encontrar un producto auténtico, Amazon tiene entre manos un problema bastante serio con las falsificaciones. Ropa, juguetes y productos electrónicos vendidos como legítimos no son tales, hasta el punto de que hace poco Apple afirmó en una demanda contra un fabricante de cargadores falsificados que el 90 por ciento de las unidades que adquirió en Amazon como parte de su investigación eran falsos, “mal construidos, con componentes de baja calidad, diseño defectuoso y con aislamiento eléctrico inadecuado”.

Fuente: EOL